Cuba Blog – Blogs from Cuba
Calendario
December 2019
MTWTFSS
« Nov  
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031 
Ayuda a Iniciativa Cubaverdad
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Google – Web

Google – Sitios Cubaverdad
Busca en Blogs de Cuba con Google
Loading


Follow this Blog
Categorias
Guillermo “Coco” Fariñas Hernández, Coordinador General del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), fue interrogado en La Habana por el Jefe del Departamento 21 del Ministerio del Interior (MININT), el pasado 29 de

noviembre, para ser amenazado con ir a prision.

El propio Coco Fariñas explicó, que salió de una reunión de trabajo en la Sede Nacional de las Damas de Blanco con Berta Soler Fernández y Ángel Moya Acosta y en cuanto dobló la esquina, resultó arrestado en la Avenida Porvenir, barrio Lawton. Lo detuvieron y exposaron dos agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y uno de la Dirección de Contrainteligencia (DCI) del MININT. 
Fariñas fue montado en un auto patrullero y lo trasladaron a la cercana Unidad de la PNR de Aguilera, donde lo bajaron hacia las celdas, pero no lo introdujeron en ninguna y le dijeron que se sentara en un pequeño vestíbulo. A los 10 minutos, vino un oficial de la DCI, quien ordenó que le quitaran las esposas metálicas y lo subió por una escalera, que daba a un parqueo lateral del centro policial. 
Ese oficial de la Seguridad del Estado, que iba vestido en ropas civiles, lo introdujo en un automóvil marca Geeylin de color blanco y con los cristales oscuros y se sentó junto al también exprisionero político en el asiento trasero del vehículo, mientras otro oficial en igual vestimenta civil conducía el automóvil, que se dirigió a la zona oeste de la capital cubana y tomó la Avenida Boyeros.
El auto subió a la Calle 100 y cuando estaban en la rotonda de la Escuela de Arte “San Alejandro” en la barriada de Marianao, el oficial que sentado junto a Fariñas Hernández, le ordenó al detenido, que bajara la cabeza y la pusiera entre sus piernas. Así continuaron avanzando entre unos 20 a 25 minutos, cuando el vehículo paró y se sintió que abrían una puerta metálica y la volvieron a cerrar.
Al también Premio “Andrei Sajarov” a la Libertad de Pensamiento del Parlamento Europeo le pidieron, que levantase su cabeza, pudo ver que se encontraba en una especie de portal-garage enrejado y detrás tenía una puerta ancha metálica y alta, así como una cerca también alta de mampostería, por lo que no podía mirar a la calle y no sabía ubicarse dónde se encontraba esa Casa Operativa. 
Los dos oficiales del G-2 lo introdujeron en una sala, desde donde observó un comedor y sintió una cocina que no vio, además, la vivienda contaba con varias puertas cerradas y le indicaron dónde estaba un baño, por sí lo quería utilizar en algún momento. Los represores le pidieron se sentara y comenzaron a conversar con Coco Fariñas sobre su estado de salud, por unos 10 minutos. 
Pasado ese tiempo, entró un oficial quien llevaba los grados de Coronel. El alto oficial se presentó como el Coronel Leo, Jefe del Departamento Nacional de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga o Departamento # 21 del MININT y le extendió la mano a Fariñas Hernández, quien le reciprocó el saludo, bajo el precepto del método “Confraternización con el Adversario” de la Lucha No Violenta. 
El Coronel Leo comenzó preguntándole, sí no se recordaba de él, pues hacia más de 15 años, lo había “atendido”. Coco Fariñas le respondió al oficial, que su cara le era familiar, pero que no se recordaba de su nombre. El Coronel Leo le planteó, que el estaba seguro de que al final y con los días lo recordaría, pues a él le constaba, que el opositor poseía una buena memoria, y que en más de 15 años se cambia.
Después el Coronel Leo, le planteó a Guillermo Fariñas, que a nombre del Alto Mando le ratificaba la invitación, para que el líder opositor se exiliara a la mayor brevedad posible, puesto que ellos sabían que su salud estaba muy deteriorada por las huelgas de hambre y no querrían verse en la necesidad de encarcelarlo, porque esa determinación le iba a traer un costo político a la Revolución. 
Coco Fariñas le respondió al oficial, que nunca había estado en sus planes salir del país definitivamente y que le agradecía la preocupación por su salud, pero él se iba a mantener dentro de Cuba. El Coronel Leo le planteó, que la Revolución era “ética” y “humanitaria”, y por ahora, utilizarían con él métodos persuasivos, pero sí no daban resultado, lo encarcelarían.
También le afirmó, que sí tenían que verse obligados a ingresarlo nuevamente en la Sala de Penados por Delitos contra la Seguridad del Estado del Hospital Militar “Carlos J. Finlay” en La Habana, pero que La Dirección de la Revolución no lo quería en la calle, ante un grupo de situaciones que ocurrirían en los próximos meses y años en el país. Por lo que le pedía que lo pensara con detenimiento. 
Posteriormente se centró en la temática, de que el FANTU estaba haciendo una estructura clandestina y que ese grupo de militantes no conocidos por los Órganos  de la Seguridad del Estado podrían en el futuro, ser ciudadanos inconformes con la Revolución, que se dedicaran a ejecutar acciones violentas y que esto constituía una preocupación para El Alto Mando y podría írsele de las manos a Fariñas. 
Coco refutó al Alto Oficial, que la estructura que ya había creado el Consejo Nacional del FANTU, no era Clandestina y sí No Publica. Que estaba concebida, para cuando la organización contestataria fuera descabezada, esa estructura no conocida continuará realizando acciones cívicas y no existiera una paralización del FANTU, y que históricamente, en Polonia, el Sindicato Solidaridad lo había hecho así. 
Otro punto fue; que el Coronel Leo le planteó a Coco Fariñas, que le aconsejaba no continuar apoyando por las redes sociales y los distintos medios de prensa a José Daniel Ferrer García, Coordinador Nacional de la Unión  Patriótica de Cuba (UNPACU), que la Revolución todavía poseía muchos materiales contra el reconocido anticastrista y que Fariñas podría salir perjudicado en su prestigio.
El fundador del FANTU le respondió al represor, que era su deber y obligación apoyar y solidarizarse contra la campaña de Linchamiento al Prestigio de Ferrer García, que la Policía Política hacía, y hasta el momento, todo lo presentado era basado en supuestos y manipulaciones. Que defender a José Daniel como opositor era un acto reflejo y de supervivencia, pues mañana podria el mismo.
Por último; el Coronel Leo le advirtió a Coco Fariñas, que cuando salía a Miami se reunía con anticastristas que fueron “terroristas”. El Coordinador General del FANTU respondió, que ni él ni él FANTU discriminan a los compatriotas exiliados, que ejercieron la violencia política. Aclarándole que, la Revolución que el defendía, no podía tildar de terroristas a sus oponentes exiliados. 
Debido a que la Revolución había tomado el poder mediante la violencia política, donde su difunto padre como miembro del Movimiento 26 de Julio (M-26-7) la había ejercido. Y que sí Fidel Castro de un mediático guerrillero se había podido transformar en un publicitado pacifista, entonces, sus adversarios políticos también tenían derecho hacer ese cambio.
Fariñas aclaró, que durante todo el interrogatorio los oficiales sirvieron y comieron delante de él pollo, camarones y jamón o tomaron refrescos o maltas. El disidente se negó a aceptar los alimentos que le ofrecieron, porque estaba bastante lleno del almuerzo en la Sede de las Damas de Blanco. Antes de retirarse Coronel  Leo, le ratificó al líder del FANTU, que volverían a “conversar” pronto.
Cerca de las 6:45 am, lo sacaron de la Casa Operativa y no pudo ubicarse dónde estaba, porque ya era oscuro. En el trayecto se percató, que estaba en la zona del Polo Científico del Oeste de La Habana, pues reconoció a algunos de los centros de investigación. En el mismo automóvil se dirigieron a la Sede del Comité de Derechos Humanos y domicilio de la prisionera política Marta Beatriz Roque Cabello. 
Porque Coco Fariñas había pernoctando en la vivienda de su compañera de prisión por 11 meses en la Sala de Penados por Delitos contra la Seguridad del Estado del Hospital Militar “Dr. Carlos J. Finlay” y tenían que ir a buscar el equipaje del arrestado. Cuando un oficial se los pidió a Marta Beatriz, ella se negó, hasta que no conversará con Guillermo Fariñas y hasta,que no lo hizo no lo entregó.
Desde el domicilio de Roque Cabello, Fariñas  Hernández fue trasladado hasta el parqueo de taxis particulares de la Terminal Nacional de Ómnibus. Allí mantuvieron al contestatario dentro automóvil y sólo cuando el taxi se completó con viajeros para Santa Clara, le entregaron el teléfono móvil, a las 7:35:pm y le dieron seguimiento hasta la provincia Mayabeque. Coco Fariñas arribó a la Sede Nacional del FANTU, a las 11:45 pm.
Por: .Mildrey Alpizar González. 
América Latina, Santa Clara, 30 de noviembre del 2019; (Cartero Antitotalitario).
Un saludo. 
Coco Fariñas. 

http://cubanoticiasdisidentes.blogspot.com/feeds/posts/default
Go to article

Noticias relacionadas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.