Cuba Blog – Blogs from Cuba
Ayuda a Iniciativa Cubaverdad
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Google – Web

Google – Sitios Cubaverdad
Busca en Blogs de Cuba con Google
Loading


Follow this Blog
Categorias

El supuesto derecho histórico del actual Partido Comunista de Cuba es bastante cuestionable.

En primer lugar, él no es el continuador del Partido Revolucionario Cubano (PRC), fundado por José Martí para organizar y llevar a cabo la guerra contra España por la independencia de Cuba, el cual, según sus estatutos, dejó de existir una vez terminada ésta, quedando sus militantes en libertad de fundar nuevos partidos, según sus intereses económicos, políticos y sociales. Martí nunca exigió a sus miembros hacer dejación de sus ideas políticas para pertenecer a él, sino sólo desear y luchar por la independencia.

El primer Partido Comunista de Cuba se fundó el 16 de agosto de 1925 por Carlos Baliño y José Antonio Mella, sobre la base de la denominada Agrupación Comunista de La Habana, fundada por el primero el 18 de marzo de 1923 con sólo quince miembros que, posteriormente, aumentaron, al organizarse agrupaciones comunistas en otros lugares. Siempre fue un partido minoritario.

Expulsado del mismo, por no compartir aspectos de su política, al ser asesinado en México en el año 1929, Mella no militaba en él, sino que era miembro del Comité Central del Partido Comunista Mexicano.

Bajo la dirección de Blas Roca, se convirtió en un partido afiliado a la III Internacional, sujeto a las políticas de ésta y del Partido Comunista de la Unión Soviética bajo el poder de Stalin, lo que trajo como consecuencias su total desfase de la situación al producirse la caída del régimen de Gerardo Machado y la denominada Revolución de 1933, con llamamientos a la ocupación de las fábricas por los obreros y de los centrales azucareros por los obreros y campesinos, así como a la instauración de un gobierno obrero y campesino, al igual que en la URSS. Esta política errónea, para evitar el caos, tuvo que ser reprimida por el Ministro de Gobernación (Antonio Guiteras) del Gobierno del Dr. Ramón Grau San Martín, quienes se convirtieron en blanco del partido, conspirando éste contra la unidad necesaria en ese momento para consolidar la revolución, ayudando a la caída de los mismos y al ascenso al poder del Coronel Fulgencio Batista.

En 1940, después del inicio de la II Guerra Mundial, seis de sus dirigentes (Juan Marinello, Blas Roca, Esperanza Sánchez, Salvador García Agüero, Romárico Cordero y César Vilar) formaron parte de la Coalición Gubernamental en la Asamblea Constituyente, elegida para redactar la nueva Constitución de la República. Jugaron su papel, al igual que los de los otros partidos políticos, entre los setenta y siete delegados a la Constituyente, lográndose la histórica y nunca superada Constitución de 1940.

Posteriormente, el Partido Comunista formó parte, junto a otros partidos, de la denominada Coalición Socialista Democrática, que llevó al poder a Fulgencio Batista, quien gobernó entre 1940 y 1944. En este gobierno participaron, como Ministros sin Cartera, Juan Marinello y Carlos Rafael Rodríguez.

Durante los gobiernos del Partido Auténtico (1944-1948 y 1948-1952), el primero del Dr. Ramón Grau San Martín y el segundo del Dr. Carlos Prío Socarrás como Presidentes, el partido, ya con la denominación de Partido Socialista Popular formó parte de la oposición y centró su atención en dominar los sindicatos, lo cual en gran medida logró.

Después del 10 de marzo de 1952, cuando Batista lleva a cabo el Golpe de Estado, el partido se inserta en la lucha política contra el mismo, pero sin participar en la de carácter armado, la cual critica hasta bien cercana la caída del régimen, cuando crea un pequeño grupo de escopeteros en Las Villas al mando de Félix Torres y, al mismo tiempo sitúa, tanto en la Sierra Maestra como en la Sierra Cristal, a algunos de sus dirigentes en las respectivas jefaturas guerrilleras, pero sin participación directa en las acciones combativas.

Al triunfo de la revolución, participa activamente en la consolidación de la misma, así como en la formación de las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), de triste recordación por su manifiesto sectarismo, creando problemas con el Movimiento 26 de Julio y el Directorio Revolucionario 13 de Marzo, principales organizaciones en la lucha contra Batista.

Separados Aníbal Escalante y sus seguidores, en 1963 forma parte del Partido Unido de la Revolución Socialista (PURS) y, posteriormente, en 1965, del Partido Comunista de Cuba, entregando Blas Roca la bandera del partido a Fidel Castro, como máximo dirigente.

Tanto en su etapa antes de 1959, como posteriormente, el Partido Comunista ha dado muestras de valoraciones equivocadas de la situación y de errores garrafales en la conducción económica, política y social, que han afectado al país y a los ciudadanos, siendo incapaz, en sesenta años ejerciendo el poder absoluto, de lograr su desarrollo y la solución de viejos y nuevos problemas. Los hechos son demasiados y por todos conocidos y no vale la pena repetirlos.

Todo esto lo invalida, desde el denominado “derecho histórico”, para erigirse en “la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado”.

http://mermeladas.wordpress.com/feed/
Go to article

Noticias relacionadas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.