Cuba Blog – Blogs from Cuba
Ayuda a Iniciativa Cubaverdad
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Google – Web

Google – Sitios Cubaverdad
Busca en Blogs de Cuba con Google
Loading


Follow this Blog
Categorias

El Decreto No. 349/2018, que establece nuevos delitos en materia de política cultural, sobre la prestación de servicios artísticos y de las diferentes manifestaciones del arte, pone más límites al trabajo de artistas y está diseñado como un nuevo mecanismo de censura para los creadores en Cuba.

La nueva medida, publicado el martes en la Gaceta Oficial y firmada por el Presidente del Consejo de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez el pasado 20 de abril, regula la contratación de artistas, la venta de obras de arte, la exhibición de contenidos audiovisuales que contengan violencia, pornografía, el “uso de los símbolos patrios,castiga el uso de lenguaje sexista o vulgar, entre otras reglas.

El escritor y periodista independiente Luis Cino en entrevista con Radio Martí alertó que que las nuevas normas institucionalizan aún más la censura y hacen cumplir la orden de Fidel Castro de limitar la Cultura a“Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada”.

Así, opina Cino, se “disipa cualquier esperanza que pudiera tener algún iluso con la designación de Díaz-Canel”.

El decreto 349 del 2018 establece multas y decomisos, así como la posible pérdida de la licencia a quienes contraten músicos para realizar conciertos en bares y clubes privados así como en espacios estatales sin la autorización del Ministerio de Cultura o de las agencias de trabajo estatales.

El músico Iván Mora Cabrera,de Santiago de Cuba entiende que las nuevas normativas ahogan más aún a quienes no pueden pagar las licencias.

El decreto va en contra de músicos que “no son críticos sino lo que quieren es buscarse su dinerito”, dijo el artista a Radio Martí.

 

A partir de ahora en la prestación de servicios artísticos puede castigarse con apercibimiento, multa; o decomiso de instrumentos, equipos, accesorios y otros bienes, suspensión de espectáculos ocancelación de licencias a quien incurra en las siguientes contravenciones:

a) el que apruebe o permita la realización de servicios artísticos o la utilización para ello de medios e instalaciones pertenecientes a su entidad o aquellos asociados a la actividad comercial que tiene autorizada, sin que dichos servicios hayan sido aprobados  y contratados por la institución cultural a que corresponda la prestación de estos;

b) el que realice o permita el pago a un artista o colectivo artístico, sin que dichos servicios hayan sido contratados a la institución cultural a que corresponda la prestación de estos;

c) el que como artista individual o actuando en representación del colectivo a que pertenece, brinde servicios artísticos sin la autorización de la entidad que corresponda;

d) el que sin estar autorizado por la entidad a que pertenece el artista o colectivo artístico actúe en representación de estos; y

e) el que preste servicios artísticos sin estar autorizado para ejercer labores artísticas en un cargo u ocupación artística.

2. Las conductas señaladas en los incisos a), b) y c) se consideran muy graves y las señaladas en los incisos d) y e) graves.

Artículo 3.1. Se considera contravención cuando una persona natural o jurídica en la utilización de los medios audiovisuales muestre en ellos contenidos con:

a) uso de los símbolos patrios que contravengan la legislación vigente;

b) pornografía;

c) violencia;

d) lenguaje sexista, vulgar y obsceno;

e) discriminación por el color de la piel, género, orientación sexual, discapacidad y

cualquier otra lesiva a la dignidad humana;

f) que atente contra el desarrollo de la niñez y la adolescencia; y

g) cualquier otro que infrinja las disposiciones legales que regulan el normal desarrollo

de nuestra sociedad en materia cultural.

2. Las conductas previstas en el apartado anterior se consideran muy graves.

Artículo 4.1. Igualmente, constituyen contravenciones cuando una persona natural

o jurídica incurra en alguna de las conductas siguientes:

a) difunda la música o realice presentaciones artísticas en las que se genere violencia con lenguaje sexista, vulgar, discriminatorio y obsceno;

b) establezca espacios de comercialización de las artes plásticas sin tener la autorización que corresponde, ni estar inscrito en el Registro del Creador de las Artes Plásticas y Aplicadas;

c) no suscriba los contratos establecidos para las presentaciones artísticas;

d) no cumpla con los contratos concertados por la entidad correspondiente en relación con los niveles sonoros normados en la realización de espectáculos en vivo y actividades de cualquier índole;

e) no cumpla las disposiciones vigentes en materia del derecho de autor;

f) comercialice libros con contenidos lesivos a los valores éticos y culturales; y 

g) viole los niveles permisibles de sonido y ruidos o realice un uso abusivo de aparatos o medios electrónicos.

2. Las contravenciones establecidas en los incisos a), b), c) y f) del apartado anterior se consideran muy graves y las previstas en los incisos d), e) y g) graves.

Las normas serán impuestas por los supervisores-inspectores designados por la autoridad correspondiente del Ministerio de Cultura, así como los inspectores que se aprueben por los directores provinciales.

[Con información de la Gaceta Oficial y reporte de Yolanda Huerga]
http://www.martinoticias.com/templates/ocb-Articles.rss?sectionPath=/noticias/cuba
Go to article

Noticias relacionadas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.