Cuba Blog – Blogs from Cuba
Calendario
Ayuda a Iniciativa Cubaverdad
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Google – Web

Google – Sitios Cubaverdad
Busca en Blogs de Cuba con Google
Loading


Follow this Blog
Categorias

Los ovnis han sido investigados repetidamente durante décadas en los Estados Unidos, incluso por el propio Ejército estadounidense.

EEUU invirtió 22 millones de dólares en un programa de ovnis

El Pentágono. (AP)
El Departamento de Defensa de EEUU destinó 22 millones de dólares al Programa de Identificación de Amenaza Aeroespacial Avanzada, es decir, para el estudio de ovnis.
De acuerdo con una investigación publicada por The New York Times (TNYT), durante años, el programa investigó informes de ovnis, de acuerdo con funcionarios del Departamento de Defensa, entrevistas con participantes del programa y vídeos obtenidos por TNYT.
Este programa fue dirigido por un oficial de Inteligencia militar, Luis Elizondo.
El Departamento de Defensa nunca antes había reconocido hasta ahora la existencia del programa, que dice que cerró en 2012.
Sin embargo, sus participantes dicen que, aunque el Pentágono terminó con los fondos para el esfuerzo en ese momento, el programa sigue existiendo.
Durante el último lustro, de acuerdo con los funcionarios del programa, han seguido investigando los episodios que les han presentado los miembros del servicio, mientras que también llevan a cabo otras tareas del Departamento de Defensa.
Este programa comenzó en 2007 y en un principio fue financiado en gran parte a petición del demócrata de Nevada, Harry Reid, líder de la mayoría en el Senado y que desde hace mucho tiempo tiene interés en los fenómenos espaciales.
La mayor parte del presupuesto de 22 millones fue a una empresa de investigación aeroespacial dirigida por un empresario multimillonario y viejo amigo de Reid, Robert Bigelow, quien actualmente trabaja con la NASA para producir naves expandibles para que los humanos las utilicen en el espacio.
Los fondos se destinaron a la empresa de Bigelow, Bigelow Aerospace, que contrató subcontratistas y solicitó la investigación para el programa.
Bajo la dirección de Bigelow, la compañía modificó los edificios en Las Vegas de la sede de la empresa para el almacenamiento de aleaciones metálicas y otros materiales que Elizondo y los contratistas del programa dijeron que habían sido recuperados de fenómenos aéreos no identificados.
Los investigadores también estudiaron a personas que dijeron que habían experimentado efectos físicos por los encuentros con los objetos y los examinaron por cualquier cambio fisiológico. Además, los investigadores hablaron con miembros del servicio militar que habían informado sobre avistamientos de aviones extraños.
El programa recopiló grabaciones de audio y video de incidentes con ovnis.
En mayo pasado en un programa de la cadena CBS, Bigelow dijo que estaba “absolutamente convencido” de que los extraterrestres existen y de que los ovnis han visitado la Tierra.
El programa de investigación de ovnis tiene documentos que describen avistamientos de aeronaves que parecían moverse a velocidades muy altas sin signos visibles de propulsión o que flotaban sin medios aparentes de sustentación.
Funcionarios del programa también estudiaron videos de encuentros entre objetos desconocidos y aviones militares estadounidenses, incluida una grabación difundida por TNYT en la que se ve un objeto oval blanquecino, del tamaño de un avión comercial, perseguido por dos aviones de combate de la Armada frente a la costa de San Diego en 2004.
“No estoy avergonzado o avergonzado o siento haber puesto en marcha esta situación. Creo que es una de las cosas buenas que hice en mi servicio al Congreso. He hecho algo que nadie ha hecho antes”, dijo Reid en una entrevista reciente tras retirarse del Congreso.
Otros dos exsenadores y altos miembros de un subcomité de gastos de Defensa, Ted Stevens, un republicano de Alaska, y Daniel K. Inouye, un demócrata de Hawái, también apoyaron el programa.
“Cuando las personas dicen observar fenómenos verdaderamente inusuales, a veces vale la pena investigar en serio. Lo que a veces la gente no entiende sobre ciencia es que a menudo tenemos fenómenos que permanecen sin explicación”, explicó Sara Seager, una astrofísica del MIT, quien advirtió que no conocer el origen de un objeto no significa que sea de otro planeta o galaxia.
James E. Oberg, un exingeniero del transbordador espacial de la NASA y autor de diez libros sobre vuelos espaciales, señaló que “hay muchos eventos comunes y corrientes y rasgos de la percepción humana que pueden explicar estas historias”.
Funcionarios del Pentágono reconocieron a TNYT este mes la existencia del programa, que comenzó como parte de la Agencia de Inteligencia de Defensa. Los funcionarios insistieron en que el esfuerzo había terminado después de cinco años, en 2012.
“Se determinó que había otras cuestiones de mayor prioridad que merecían financiación”, dijo un portavoz del Pentágono, Thomas Crosson, en un correo electrónico, en referencia al Departamento de Defensa. .
De acuerdo con Elizondo, en 2012 terminó el financiamiento del Gobierno, pero el programa continuó operando y él estuvo al frente hasta el pasado octubre, cuando renunció para protestar contra lo que calificó de excesivo secretismo y oposición interna.
“¿Por qué no estamos dedicando más tiempo y esfuerzo en este tema?”, escribió Elizondo en su carta de renuncia al secretario de Defensa, Jim Mattis.
Elizondo sostuvo, además, que el programa continúa y que tiene un sucesor, a quien se negó a mencionar.
En 2009, Reid decidió que el programa había hecho descubrimientos tan extraordinarios que abogó por una mayor seguridad para protegerlo y convertirlo en un programa de acceso restringido, pero esto al final no fue concedido por Washington.
Un resumen del informe del Pentágono de 2009 del programa preparado por su director en aquel momento afirmaba que “lo que se consideraba ciencia ficción ahora es un hecho científico” y que Estados Unidos era incapaz de defenderse contra algunas de las tecnologías descubiertas. La solicitud de Reid para la designación especial fue denegada.
Los ovnis han sido investigados repetidamente durante décadas en los Estados Unidos, incluso por el propio Ejército estadounidense. En 1947, la Fuerza Aérea comenzó una serie de estudios que investigaron más de 12.000 avistamientos de ovnis antes de su finalización oficial en 1969. El proyecto, que incluía un estudio denominado Proyecto Libro Azul, comenzó en 1952 y concluyó que la mayoría de los avistamientos involucraban estrellas, nubes, aviones convencionales o aviones espía, aunque el incidente 701 permaneció inexplicado.

http://iclep.org/feed/
Go to article

Noticias relacionadas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.