Cuba Blog – Blogs from Cuba
Ayuda a Iniciativa Cubaverdad
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Google – Web

Google – Sitios Cubaverdad
Busca en Blogs de Cuba con Google
Loading


Follow this Blog
Categorias

En el V Consejo Nacional de la UNEAC, recientemente realizado, entre planteamientos epidérmicos, un temeroso dramaturgo expresó: “La actitud crítica es fundamental en la sociedad. Hay que hacer que la UNEAC sea el termómetro donde la discusión esté permitida”. Parece que en la UNEAC, al igual que en el resto de Cuba, la discusión no está permitida, y hay que pedirle permiso a alguien para poder practicarla. Yo pensaba que este era un derecho inherente a cada ciudadano y no solo de los miembros de la UNEAC (mediante su correspondiente autorización). Todos sabemos que la UNEAC es una organización gubernamental, organizada, dirigida y controlada por el Ministerio de Cultura, que carece de independencia y donde sus principales cargos son designados por el gobierno y el partido. Este Consejo, de más de lo mismo, se une a la repudiable represión cometida, a plena luz del día el pasado 1 de mayo, contra un ciudadano que tuvo la osadía de adelantarse a la apertura oficial del desfile, corriendo con una bandera norteamericana desplegada. Si lo hubiera hecho con una venezolana, tal vez lo hubieran aplaudido y hasta felicitado, pero lo hizo con la del “eterno enemigo” y eso, aquí, constituye un delito.

En ambos hechos se demuestra la intolerancia y el dogmatismo cavernícola de nuestras autoridades, incapaces de abandonar sus posiciones totalitarias.

Solo en las dictaduras está prohibida la discusión y enarbolar una bandera, aunque sea de un país con el que recientemente hemos restablecido las relaciones diplomáticas, y se golpea a quienes lo hacen.

Hablar de tolerancia y de respeto a la opinión ajena es una cosa, pero practicarlas es totalmente otra. Constituye una asignatura pendiente de las autoridades cubanas. Los viejos y nuevos dirigentes no se cansan de repetir el viejo y gastado disco de defender la soberanía, la independencia y la identidad de la Nación, algo que siempre ha servido para violar los más elementales derechos de los ciudadanos. En este país nada importante realmente cambia. Los pocos cambios se reducen a cuestiones intrascendentes y, muchas veces, hasta más afectan que favorecen a los cubanos. Para enterarse, solo hay que palpar la opinión de la calle y dejar de lado la cansona retórica oficialista.

El tema de la bandera cubana no podía faltar en el Consejo de la UNEAC, aunque ya resulta cansón. Señores, elementos de la bandera o hasta la bandera misma, reproducida en una prenda de vestir, en un objeto utilitario o en una artesanía, no son la bandera. Dejemos a un lado los extremismos y respetémosla de verdad, no utilizándola para actos politiqueros y patrioteros ni de telón de fondo de demagogos, incumpliendo lo establecido para su uso, algo que ha sido y es violado sistemáticamente precisamente por las autoridades. Algo similar sucede con el himno y con el escudo.


http://mermeladas.wordpress.com/feed/
Go to article

Noticias relacionadas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *