Cuba Blog – Blogs from Cuba
Ayuda a Iniciativa Cubaverdad
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Google – Web

Google – Sitios Cubaverdad
Busca en Blogs de Cuba con Google
Loading


Follow this Blog
Categorias

'¿Y tú, qué haces aquí?'

JOSÉ HUGO FERNÁNDEZ | Miami | 19 de Marzo de 2017 – 09:39 CET.

Un amigo de la niñez en Cuba, que ahora vive en Europa, llamaba mi

atención en estos días sobre la notable cifra de compatriotas locos y

alcohólicos que se ven al caminar por la calle Ocho de Miami. Me

comentaba, medio en broma, que se había sentido tentado a preguntarle a

cada uno de esos enajenados: "¿Y tú, qué haces aquí?"

No es difícil conjeturar en torno a las respuestas que darían ellos,

teniendo presente, sobre todo, el estado en que se encuentran. Lo

difícil es aceptar sin más el supuesto de mi amigo, según el cual todos

los cubanos que huyeron rumbo al exterior durante el último despelote

migratorio debieron hacerlo motivados por las ganas de prosperar o al

menos de cambiar las bases de su existencia.

La verdad es que luego de haber nacido y vivido hasta la adultez bajo

las ruedas de ese devastador cilindro que es el totalitarismo fidelista,

lo anormal no es que pulule este tipo de cubanos, tanto en la Isla como

en Miami, sino que la mayoría de nosotros sigamos siendo normales, más o

menos, o pasemos como tales.

Sin embargo, víctimas ineludibles de aquella máquina de moler cabezas y

corazones, hasta los normales nos acostumbramos a ver como normal lo que

es anómalo. Y también vemos frecuentemente como anómalo lo que es común

y corriente.

Claro que suelen ser corrientes en Miami las historias de paisanos que

en Cuba no trabajaron nunca, ni se preocuparon por nada que no fuese

sentarse en las esquinas desde la mañana a la noche, a contar chistes y

chismes o a discutir sobre pelota. Pero les bastó poner un pie en tierra

extranjera para que la fuerza de las circunstancias les obligara a darle

un giro radical a ese comportamiento.

Y de igual modo son comunes los casos de otros que no se adaptan a las

reglas del juego en el mundo real. Entonces, en lugar de asumir como es

debido el nuevo escenario, pretenden ajustar el escenario a las reglas

de su malformación. Y como aquí ya todo está inventado, terminan por lo

general presos o alcohólicos o locos o queriendo irse de vuelta a su

tierra de inmundicias.

Somos dos caras de la misma moneda, por más que nos pese reconocerlo. Y

los motivos por los cuales reaccionamos en forma distinta y a veces

opuesta, se relacionan tal vez con las enseñanzas que nos impartieron

nuestros padres, a contrapelo de la educación oficial, o con algún que

otro legado de antiguas tradiciones familiares, o hasta quizá con el

misterio de la memoria genética, pero nada tiene que ver, en modo

alguno, con la vana presunción de que somos superiores, humanamente

hablando, a esos pobres diablos, locos y alcohólicos.

A ellos, como a nosotros, no les fue permitido en Cuba, ni por una vez,

conocer la felicidad. Y el hecho de que nosotros hayamos dispuesto de

una mejor preparación o de mayores recursos espirituales o mentales para

enfrentar la tragedia, no nos acredita suficientemente para erigirnos en

jueces de los más débiles, y no nos concede patente —porque ningún ser

humano la tiene— para mostrarnos despreciativos o indolentes ante su

desgracia, que también es nuestra.

No siempre el derecho legal, o el formal, son suficientes para validar

las razones de quien los ejerce. Y menos cuando tales razones,

racionales o no, contrarían el derecho de las personas a la vida, por

más anormal que sea su estado.

Por lo demás, a nadie debería sorprenderle que ante la pregunta: "¿Y tú,

qué haces aquí?", alguno de esos enajenados de las calle Ocho

respondiera: "Lo mismo que tú, huyendo de la catástrofe, pero

inútilmente, pues llevamos la catástrofe por dentro".

Source: '¿Y tú, qué haces aquí?' | Diario de Cuba –

http://www.diariodecuba.com/cuba/1489868214_29751.html
http://dictaduracastrista.blogspot.com/feeds/posts/default
Go to article

Noticias relacionadas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *