Cuba Blog – Blogs from Cuba
Ayuda a Iniciativa Cubaverdad
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Google – Web

Google – Sitios Cubaverdad
Busca en Blogs de Cuba con Google
Loading


Follow this Blog
Categorias


Rara vez había visto a mi madre llorar. Era dada a tragarse los fluidos de la tristeza, y los del enojo. Pero aquella noche, al regresar a casa más temprano que de costumbre, la noté llorosa. Tampoco es que en 1994, a cualquier hora del día o de la noche, las cosas no estuviesen para llanto. No obstante, sentí extrañeza, y un tanto de alarma. Hasta que supe, por ella misma, que desde hacía varias noches no podía contener las lágrimas cada vez que escuchaba los rugidos del león. Cerca de nuestra casa, en la periferia habanera, habían improvisado una especie de clínica veterinaria, adscrita, según decían, al Zoológico Nacional. Y muy pronto el sitio se llenó de animales ante cuyo aspecto era fácil creer lo que decían.  

Sobresalió el león, no por lo que suelen sobresalir los leones, sino porque era el que parecía estar más gravemente enfermo. Y aún más por el modo en que exteriorizaba su padecimiento. Por cierto, esa misma noche me enteré de que no sólo hacía llorar a mi madre. Todas las mujeres de la barriada se anegaban en lágrimas al escuchar aquellos rugidos. Les partía el alma. Y a mí me la partió la novedad. Pero la suerte iba a ayudarme a encontrar un rápido remedio. Desde que lancé al primer pordiosero dentro de su jaula, el león no volvió a rugir. Dormía y callaba durante toda la noche como un angelito. Poco después, lo estaban llevando de vuelta para el Zoológico, visiblemente recuperado. A Dios gracias, porque nada me conmueve tanto como ver llorar a las mujeres.
José Hugo Fernández, del libro “La novia del monstruo”

http://elvagonamarillo.blogspot.com/feeds/posts/default?alt=rss
Go to article

Noticias relacionadas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.