Cuba Blog – Blogs from Cuba
Ayuda a Iniciativa Cubaverdad
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Google – Web

Google – Sitios Cubaverdad
Busca en Blogs de Cuba con Google
Loading


Follow this Blog
Categorias

No quiero a referirme a los leones de bronce que custodian el Paseo del Padro habanero, sino al equipo insigne del béisbol cubano, Industriales, que el pasado mes de mayo obtuvo el título de subcampeón de la 51 Serie Nacional. Los tigres de Ciego de Ávila fueron los campeones. La novena azul de Industriales, que es la que más torneos ha ganado en la historia de la pelota cubana después de 1959, desata en Cuba una rivalidad solamente comparable con la que existe en las Grandes Ligas estadounidenses contra los Yankees de New York, o quizás peor. Porque las opciones de recreación aquí son más limitadas que en otros países, hay una gran frustración social por cincuentitrés años de totalitarismo —que se manifiestan con la crispación ciudadana, encapsulada por la militarización—, y el entusiasmo por ese pasatiempo está tan arraigado que aglomera peligrosamente a una multitud apasionada y dividida en los estadios.

El barullo de los fanáticos presentes en la instalación sede del conglomerado capitalino, trasciende sus muros y se escucha a lo lejos, pues en ocasiones lo han repletado 60 mil personas y es común que se eleve la temperatura entre los concurrentes, porque La Habana es la más cosmopolita de las provincias cubanas. No importa si están jugando Santiago de Cuba contra Industriales, o si el aficionado que está sentado al lado es villaclareño, cienfueguero o espirituano y vive en La Habana, que igualmente querrá que Santiago resulte ganador. Si es de las provincias orientales, lo deseará y exteriorizará con más ahínco y altisonancia. El caso es que despachurren al conjunto de la ciudad que hospitalariamente los acoge a todos.

Este país, dirigido dictatorialmente desde hace sesenta años por orientales —tengamos en cuenta los casi siete años de Batista (1952-1959), que también lo era—, favoreció en muchos de los habitantes de esa región, cierta parcialidad y arrogancia que con el tiempo se ha extendido a otras provincias de Cuba. En el estadio de los leones azules, el Latinoamericano, vemos cómo a los oriundos del interior del país que residen aquí y a los que nos visitan, les han dado “permiso” para apabullar a estos habaneros gobernados por originarios de otras demarcaciones como si fuéramos su colonia. El colmo de la pasividad cómplice de las autoridades y la descortesía ciudadana llegan al punto que le han cambiado el género a los atletas del team azul. Gritan «ruge, leona», cuando Industriales está perdiendo, no solo cuando compite en el interior, sino en su propio terreno. Solo falta que “nos den con el jarro” en nuestra propia casa. Hasta una canción le sacaron en Ciego de Ávila con la misma frase y la transmitieron en la televisión nacional. ¿Hasta dónde llegará y se extenderá ese sentimiento malsano? ¿Qué sucedería si a los seguidores de “los leones” que asisten a los estadios les diera por replicar con un «ojo por ojo» las ofensas que reciben los integrantes de nuestra novena, la única atacada en conjunto hasta el momento? Si los aficionados de la capital les pagan con la misma moneda a la fanaticada contraria y comienzan a abuchear a sus equipos con dichos humillantes y soeces —a los tigres de Ciego de Ávila con la expresión “maúlla, gatica (o tigresa)”; a las avispas de Santiago de Cuba con “zumba, abejita”; a los gallos de Sancti Spíritus con “cloquea, gallina”; o a los alazanes de Granma con “relincha, yegua”, y así con el resto de los conglomerados nacionales simbolizados por animales—, puede ser que entonces las autoridades tomen cartas en el asunto y llamen a la cordura tolerante y respetuosa y a la educación formal para evitar un altercado masivo del que siempre se han cuidado.

Share on Facebook

http://vocescubanas.com/feed/
Go to article

Noticias relacionadas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.