Cuba Blog – Blogs from Cuba
Ayuda a Iniciativa Cubaverdad
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Google – Web

Google – Sitios Cubaverdad
Busca en Blogs de Cuba con Google
Loading


Follow this Blog
Categorias

por Joel Lázaro Carbonell Guilar

 

31 de Mayo de 2011

 

La Habana.  A nuestras manos, llego una misiva en calidad de denuncia avalada por un grupo de trabajadores de la Unidad Básica (U/B) 116 “Onelio Dampiel”, sita en avenida Rotaria y Vía Blanca, Municipio Regla; perteneciente a la Empresa “Confecciones Galas” del Ministerio de la Industria Ligera.

 

En la misma se plantea, como el administrador Gustavo Cárdenas Martínez y su grupito selecto, son autores de fechorías que propician el deterioro de la economía nacional, como también son autores de robos y desvíos de recursos con el fin del lucro personal.

 

Alrededor de la entidad, existen varias casas donde se venden los productos extraídos de la misma (tela para colchón). Los fines de semanas, por el día o los días entre semanas después del horario laboral, la mercancía robada es trasladada en un auto marca Chevrolet de color verde con chapa particular HDS 439 o en una moto marca Ural de color azul, equipo asignado por la empresa al administrador de la entidad.

 

La denuncia recibida, destaca una tabla donde esclarece la manera en que estos maleantes pueden sustraer las mercancías, ejemplo:

 

La orden de producción es de 800 pantalones. La empresa envía material por un índice de consumo el cual puede ser 1.18 (18 metros cada 10 unidades). El trazador realiza el trazo en 14 metros y los maleantes reportan en la hoja de trazo que envían hacia la empresa por 18 metros.  Esta operación, al final de la orden, da un sobrante de más de 3,000 metros que son apropiados indebidamente. A las jefas de líneas, no se les sirve el corte de avíos completos.  El hilo es enumerado y se le es entregado 7 u 8 conos.  Si el corte lleva 50 conos de hilo y lo hacen en 35, el otro restante de queda en el poder de los malhechores que reportan el consumo completo.

 

Las fuentes trabajadoras exponen, que este individuo (Gustavo) vive en Guanabacoa, y su nivel de vida está por encima del salario que percibe.  Su vivienda esta acomodada con todos los lujos, además de especular que paga 400 pesos en luz eléctrica. En igual condición vive la favorecida Yudelmis Álamo, que sin estar capacitada se encuentra funcionando como especialista principal.  En una ocasión, tuvo un promedio de 5,000 batas sanitarias femeninas rechazadas por pésima calidad. Se rumora que mantiene relaciones amorosas con el administrador (Gustavo).

 

En la denuncia, los trabajadores señalan tener pésima opinión sobre este privilegiado grupito.  Exponen, que la dirección de la empresa tiene conocimiento de estos hechos, ya que han recibido varias quejas y denuncias anónimas de esta entidad y no ocurre absolutamente nada. El personal trabajador, tienen temor plantear y exigir sus derechos, por la represalia que esto deriva.  El sindicato y el PCC, se subordinan a la administración, que es la que lleva la voz mandante y quienes no cumplan con lo que se le indica (aunque no sea lo correcto) es expulsado del centro. La parte administrativa calumnia y ofende a los trabajadores, los mismos sufren amenazas y algunos por faltarles poco tiempo para el retiro y otros porque están cumpliendo sanciones penales, se quedan callados ante estas agresiones. Opinan que se encuentran bajo el yugo de Gustavo y su grupo, que solo ellos disponen y ordenan sin reclamación de ningún tipo; todo se realiza a caprichos, como es el ejemplo de:

 

Los cambios de plazas a conveniencia, dejando vacantes sin ponerlas a convocatorias y después es ocupada por personal de la calle como sucedió con su nuero Yasmani que ocupo la plaza de Jefe de Servicio.

 

La alimentación es pésima, no acorde al consumo humano; la misiva plantea que solo harina, boniato y plátano (y en ocasiones picadillo) a sabiendas del personal trabajador que eso no es lo único que envían.

Estos son algunos ejemplos que se plantean en la misiva, que hago remisión a los órganos correspondientes ara que tomen carta en el asunto.

 

Los responsables de estos desagradables actos son: Gustavo Cárdenas Martínez (Administrador), Yudelmis Álamo (Especialista Principal), Yasmani (Jefe de Servicio y nuero del Administrador), Julio Valdez (Jefe de Recursos Humanos) y Lázaro Wilson Casanova (Jefe de Nave de Corte).

 

La Organización Internacional del Trabajo  (OIT) enuncia, entre los medios susceptibles de mejorar condiciones de trabajo y garantizar la paz, la libertad de expresión, es esencial para el progreso constante.

http://feeds.feedburner.com/OrganizacionDeDerechosHumanosCubanosLibres
Go to article

Noticias relacionadas:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.